Microuniversos

Microuniversos se “acerca al origen” desde la vida orgánica interpretada como un reflejo de memoria y secuencia del universo. Da lugar a interrogantes sobre los límites de lo que llamamos vivo y las “formas de ser” que se replican y evolucionan en el universo a todos sus niveles. Tanto el telescopio como el microscopio han sido herramientas usadas por la ciencia para ampliar la visión humana y demostrar la existencia de otros universos. En ambos casos nos han permitido acercarnos a seres inimaginables a través de la generación de imágenes: como puede ser la de un agujero negro o una constelación o una congregación de galaxias o una colonia de microorganismos, bacterias, hongos y levaduras.

Las interacciones biológicas momentáneas y únicas que se dan al interior de esta cajas petri, generan entramados de estructuras y formas que se asemejan a imágenes en el telescospio abriendo un ciclo de posibilidades de especulación sobre las fronteras y similitudes entre lo micro y lo macro. La astrobiología establece un campo experimental donde el universos es una fuente inagotable de formas de vida. Busca entrecruzar niveles perceptivos de las escalas del universo y su relación con el origen donde en los microorganismos y sus complejas colonias se presenta una evidencia de una entropía negativa que vemos presente en la transmutación de la materia y se desvela en formas de orden, desde la espontaneidad y veracidad de la vida invisible que nos rodea.

Para llevar a cabo el proyecto hemos hecho medios de cultivo en cajas petri para generar colonias de diversos microorganismos: hongos, algas, bacterias, virus y levaduras presentes en el aire. Luego se cultivan en una incubadora por una o dos semanas. Se fijan los microorganismos conservando colores, formas y estructuras celulares.