Obsoletos

 

Pantallas/Screens

Esta serie integra diferentes tipos de pantallas obsoletas y/o dañadas, intervenidas con programas, circuitos, cables, mecanismos, etc, que hacen parte de pinturas y esculturas inspiradas en los objetos electrónicos que las usan como  telefonos móviles, laptops, tablets, smartphones, etc. Parte de unir técnicas pictóricas con tecnologías electrónicas, en una reflexión sobre el uso que le hemos damos a éste tipo de tecnologías en nuestra  vida cotidiana, en el siglo XXI, donde las pantallas tienen una presencia permanente.

En estas pinturas y esculturas las pantallas son la parte central, resaltando su valor  actual en la sociedad, a tal punto que ha cambiado totalmente nuestro mundo en los últimos 20 años. Y con ello ha iniciado una innovación tecnológica voráz que va dejando a su paso, placas electrónicas, chips, componentes plásticos, diferentes tipos de metales, baterias, componentes electrónicos, cables, etc,. El factor de novedad lo ha hecho un producto de modas, sostenido a partir de una producción masiva, involucrando recursos  y generado una gran cantidad de residuos.

En estas obras las pantallas ejecutan programas, juegos, gráficas de formas, se preden y apagan aleatoriamente.  Algunos tienen sensores de movimiento, sonido, otros  mecanismos y motores: el circuito, los cables, los componentes electrónicos se integran a la composición y aluden a formas y colores de estos objetos.

2019

Color

Usa una pantalla a color (128×128 pixeles tipo TLL) de 1,4 pulgadas. La imagen se forma a partir de colores yuxtapuestos en esferas, donde el tamaño, el color y el tiempo en el que aparece es completamente aleatorio.

26 x 26 x 5 cms.

2018

Snake, unintelligent agent

Se usó una pantalla del modelo Nokia 5110, un teléfono bástante popular en su época, lanzado en el año 1998, e incorporaba, como parte de su software un juego llamado Snake [la serpiente] recordado por toda una generación. En la pintura este juego es reproducido pero la serpiente tiene un comportamiento propio que obedece a un algoritmo que simplemente no toma ningún tipo de decisión “inteligente”.La serpiente de este juego no tiene rumbo alguno, sino que deambula por la pantalla y de vez en cuando coincide con la tarea del juego que es pasar sobre los puntos y acumularlos en su cuerpo, si se encuentra con su cuerpo pierde y el juego vuelve a empezar, pero ahora con condiciones iniciales diferentes. El puntaje se va acumulando así se sabe cual ha sido su máxima en el juego.

  33 x 41 x 11 cms.

 

Pausa (II)

Usa una pantalla a color (180×160 pixeles tipo TLL). Este tipo de pantallas son usadas actualmente en móviles de la gama baja de algunas marcas, principalmente chinas. En esta obra se “dibuja” en la pantalla rectangulos de colores donde su variación de tiempos de aparición, tamaños y colores son aleatorios. La velocidad de aparición de los rectángulos pasan a una velocidad de milisegundos, por lo que la imagen está en su totalidad en constante cambio, en cuestión de segundos. El cuadro cuenta con un sensor de movimiento PIR (passive Infrared Sensor), que detecta el movimiento a partir de cambios de luminosidad infrarroja emitida o reflejada, por lo que al estar una persona en su ángulo de detención la detecta, pausándose cuando alguien está frente a la pintura, pero luego continuar dibujando hasta que vuelva a detectar a alguien.

39 x 46 x 9 cms.